La alopecia se puede frenar

El cabello se cae porque tiene que renovarse con su ciclo vital y esto no debe preocupar. Sin embargo, cuando la caída resulta excesiva con más de 150 cabellos al día, o se rompe con demasiada facilidad porque está debilitado, ya es un asunto anormal que precisa ponerse en manos de un profesional en alopecia.

En Clínica Idella aplicamos la mesoterapia capilar para atajar este problema que a día de hoy afecta a más de un 40% de los hombres y a un 10% de mujeres, aproximadamente. Es un tratamiento utilizado para estimular las células capilares mediante inyecciones subcutáneas de una serie de nutrientes y  vitaminas, introducidas en el cuero cabelludo, para revitalizar la raíz y conseguir que el pelo sea más saludable y gane fortaleza.

El proceso es sencillo. Se utilizan agujas pequeñas que se introducen en la dermis, sin ningún tipo de anestesia y no presenta contraindicaciones.

Con la mesoterapia se reduce la pérdida del cabello. Los componentes que nutren los folículos pilosos se asientan fácilmente lo que permite el engrosamiento para que resulte más fuerte, más sano, más brillante.

La gran ventaja es que se trata de un proceso de fácil aplicación que frena la caída del cabello a la vez que ayuda a su crecimiento.

No obstante,  antes de aplicar un tratamiento hay que tener en cuenta qué tipo de alopecia nos encontramos. Si es nerviosa o temporal, el resultado suele ser más rápido. Si es crónica, habrá que tener en cuenta si estamos en el inicio o ya está avanzada. En ambos casos se puede tratar, aunque llevará más o menos tiempo en función de las condiciones personales. Es importante resaltar que es un tratamiento apto para cualquier paciente, si bien tiene que ser el especialista quien dictamine en función de las características y teniendo en cuenta, por supuesto el historial médico.

En general, los resultados se pueden apreciar después de los tres meses de aplicar la primera dosis.